lunes , 18 junio 2018
Inicio > Firma invitada del día > «No se puede desmantelar el mundo rural» por Lauren Sevillano

«No se puede desmantelar el mundo rural» por Lauren Sevillano

Uno de los grandes problemas que tenemos en la provincia de Salamanca es la despoblación y el envejecimiento de nuestros pueblos. En concreto, la comarca de Peñaranda ha perdido en los últimos 17 años casi el 40% de su población. Según datos de 2016 hay una media en la provincia de Salamanca de 6 nacimientos diarios y casi 14 fallecimientos.

En nuestros pueblos los niños y los jóvenes prácticamente han desaparecido. Y con ellos el relevo generacional. Con muy pocas posibilidades de empleo, las generaciones más jóvenes se ven obligadas a salir de nuestra tierra en busca de trabajo y mejores posibilades de vida. Esto unido al bajísimo índice de natalidad hace que estemos asistiendo, sin apenas conciencia de ello, a un suicidio demográfico de gravísimas consecuencias.

El cambio más significativo, que se ha producido en las útimos décadas, tiene que ver con la concentración de la población en las cuidades y entorno a las llamadas cabeceras comarcales. Estas cabeceras han concentrado la población, que antes estaba diseminada, por los pueblos más pequeños. Sin duda estas poblaciones ofrecen una mayor calidad de vida y de posibilidades para una mejor vida social. Así pues, garantizar servicios sociales básicos a la población es fundamental para que los pequeños pueblos sigan siendo habitables. Al mismo tiempo son necesarias y urgentes nuevas políticas que generen oportunidades de empleo y desarrollo económico sino queremos que el mundo rural siga en desvetaja social.

Sin trabajo la gente emigra. En este sentido debemos escuchar a los jóvenes que permanecen en el ámbito rural y que reclaman incentivos fiscales para favorecer la instalación de empresas; piden apoyo para el sector agroalimentario, precios justos tanto para lo que se compra como para lo que se vende; un esfuerzo mayor para la conservación del patrimonio, sin ovidar la importancia del turismo rural.

Todos sabemos que es inevitable la desaparición de algunos pueblos pero no podemos permitir el desmantelamiento del mundo rural. Es un error y nos costará muy caro en el futuro no solo a nivel económico sino también a nivel humano. La voz profética de la Iglesia prácticamente ha desaparecido. A pesar de todo muchos sacerdotes y agentes de pastoral deseamos hacernos presentes en esta nueva realidad. Las pequeñas comunidades parroquiales, que nunca abandonaron a la Iglesia en modo alguno, pueden sentirse ahora abandonadas por ella. Tenemos el deber y la responsabilidad de acompañarles en este momento alentando su vida y sosteniendo su esperanza.

Lauren Sevillano

🔊 Escucha la opinión de Lauren Sevillano, en la firma invitada del día a partir del minuto 55 de LA MAÑANA EN PEÑARANDA ▶



Un comentario

  1. Que gran razón tiene, a mi me da una pena infinita ver lo que está sucediendo y no se ponga remedio

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Herrera en COPE