lunes , 23 abril 2018
Inicio > Firma invitada del día > «Envejecer con esperanza» por Lauren Sevillano

«Envejecer con esperanza» por Lauren Sevillano

Llegar a la vejez es una suerte y un regalo del Señor. Cada vez son más los mayores que en nuestra sociedad consiguen llegar a cumplir 100 años. La esperanza de vida cada vez es mayor, y aunque con el tiempo las fuerzas van menguando, lo importante es que la pasión por la vida no se pierda.

Hay muchas maneras de envejecer, tantas como personas porque cada persona es un misterio y cada uno se sitúa en la vida de modo singular. Ahora bien, hay factores que no dependen de nosotros porque nadie puede detener el tiempo ni quitarse años y tampoco podemos evitar nuestras limitaciones humanas que con el paso del tiempo se hacen más evidentes. En todo caso lo definitivo, a mi juicio, es culminar la vida dándole sentido y contenido de manera digna y responsable. Es un error no aceptar la realidad de la vejez y no querer asumir las limitaciones propias de la edad. Como tampoco es bueno apegarse con nostalgia a un pasado que ya no volverá o encerrarse en uno mismo aislándose de los demás. Aceptar sin traumas la realidad de la vida nos ayuda a vivir cada etapa, valorando lo bueno y valioso que hay en cada momento.

Para envejecer con dignidad no basta con asegurarse un plan de pensiones. Es fundamental descubrir la razón para vivir. Decía San Juan Pablo II que lo importante no era añadir años a la vida sino vida a los años. Y la vida es mucho más que buscar ocupaciones, actividades o entretenimientos para pasar el rato. Debemos pensar también en cómo cuidar el espíritu y alimentar la vida interior para no caer en la rutina, el vacío y la superficialidad.

La Iglesia ha valorado siempre de los mayores su sabiduría y juicio. Ellos conocen mejor que nadie los secretos de la vida, lo que realmente importa y lo que no importa para nada. La vida es bregar y trabajar pero también es disfrutar, amar, compartir, rezar, contemplar. Considero que la mejor manera de envejecer es vivir dando gracias. A pesar de las dificultades, los errores o el sufrimiento debemos ser agradecidos y sobre todo con Dios, por el don inmenso de la vida. Después de haber hecho tantas cosas viene muy bien prepararse para acoger el misterio insondable de Dios y vivirlo con esperanza.

Buenos días para todos.

Lauren Sevillano.

🔊 Escucha la opinión de Lauren Sevillano, en la firma invitada del día a partir del minuto 54 de LA MAÑANA EN PEÑARANDA ▶



Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Herrera en COPE