viernes , 19 octubre 2018
Inicio > Firma invitada del día > «En defensa de mi profesión» por Ana Plaza

«En defensa de mi profesión» por Ana Plaza

Buenos días Miguel:

Hoy estoy triste; afligida, apenada, apesumbrada, desilusionada, desencantada incluso un poco asqueada. No tengo palabras para definir mi estado de ánimo y todo porque tengo el corazón hecho trizas. Lo de hoy yo creo que es la gota que ha colmado el vaso.

No voy a entrar en el detalle de si lo de Pablo Casado es verdad o es mentira, o una verdad a medias, más que nada porque lo desconozco, pero lo que sí les voy a pedir , y miren que me fastidia decir esto que voy a decir ahora,… como les digo lo que les voy a pedir es que saquen la lupa y miren por el cristal y con un cuidado extremo aquello que se escribe, dice y expone en los medios de comunicación. Sí, miren con lupa, examinen todo y póngalo en cuarentena.

Me fastidia porque adoro mi profesión, pero qué quieren que les diga, tengo que dar la razón al señor Casado en su exposición ante la audiencia en el programa de Carlos Herrera. ¿Pero en qué nos estamos convirtiendo los periodistas?, ¿a quién se deben los medios de comunicación si no es a la información objetiva, veraz y contrastada?

He visto con mis propios ojos las consecuencias que tienen las difamaciones publicadas en los medios de comunicación para el blanco periodístico: dolor, sufrimiento y mucha impotencia. Pero no sólo para él. Lamento que haya al frente de los medios de comunicación directivos que permiten que sus bravucones publiquen informaciones no contratastadas basadas en fuentes anónimas y cobardes que no quieren dar la cara. Esto es tremendo; porque se abre la puerta al “me caes mal y te vas a enterar”. Primero publico, se hace el daño y después se demuestra que era mentira. ¡Ay señor! el daño ya está hecho, no sólo al blanco periodístico, también a la profesión. Para mi desgracia hay quienes nos meten a todos los periodistas en el mismo saco.

Por mi sangre corre tinta, curiosidad, merodeo e indagación. Pero también cautela, prudencia, reserva, recato y sobre todo respeto, consideración y honestidad.

Recuerdo mi primer día de clase y una de las lecciones más impotantes: citarla fuente y mucha atención con el uso del off the record.

¡Ay señor! me parece a mi que tal vez en mi profesión también hay mucho periodista que para conseguir el título tuvo “facilidades” y “ligerezas” y un claro “trato de favor”. ¡Ups! no hace falta añadir que encima en ésta, mi profesión la de periodista, hay mucho intruso, plumillas que ni tan siquiera tienen el título.

Ana Plaza

🔊 Escucha la opinión de Ana Plaza, en la firma invitada del día a partir del minuto 57 de LA MAÑANA EN PEÑARANDA ▶



Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Herrera en COPE