martes , 24 octubre 2017
Inicio > El aperitivo > David de Juan: “En otoño presentaré en Peñaranda «La mejor de las vidas»”
Funeraria La Luz
David de Juan: “En otoño presentaré en Peñaranda «La mejor de las vidas»”
David de Juan durante la entrevista en COPE Peñaranda

David de Juan: “En otoño presentaré en Peñaranda «La mejor de las vidas»”

El joven escritor, David de Juan, que fue profesor en el IES Tomás y Valiente de Peñaranda durante un curso, acaba de publicar su segunda novela titulada «La mejor de las vidas».

COPE: “La mejor de las vidas” es tu segunda novela. ¿De qué trata?
D.J: Es una pregunta difícil. Tanto la editorial como a mí nos costó mucho hacer la sinopsis del libro. En un primer momento parece una cosa y poco a poco se va transformando en otra. Entonces, rascar demasiado estás desvelando cosas que no debería. En un primer momento, nos encontramos a Nicolás, un chico especial que se ha ido a estudiar a Cambridge. Ha ido a estudiar porque en su casa ha habido un drama, el hermano pequeño ha desaparecido y ya después de unos años, él se da cuenta que su familia sigue estancada, su madre se ha encerrado en sí misma, su padre no entiende esta situación, en la cual su madre no termina de echar para adelante y Nicolás siente que no tiene oxígeno en casa. Se marcha allí y nos encontramos un personaje que se debate entre la culpa y el instinto. Un chico de 19 años que necesita seguir su camino. Sobre todo nos encontramos a que el lector no va a leer el libro, sino que el lector va a escucharlo. Nicolás va a estar todo el rato hablando y no nos va a estar hablando a nosotros. Yo sitúo al lector al otro lector de una pared y vamos a estar escuchándole. Va a estar hablando a una chica que se llama Elsa Danesa, de la cual en principio sabemos muy poco y que se encierra el misterio y de lo que va a vertebrar la novela y de lo que es difícil hablar demasiado.

COPE: Es una novela que tiene algo de parte autobiográfica. ¿Por qué tú estuviste estudiando fuera?
D.J: Sí. Las piezas del puzzle de las que empiezan a narrar son autobiográficas, lo que ocurre que la novela es una ficción de todo. Yo nada más llegar a Cambridge, me costó mucho encontrar habitación, al ser un estudiante sin nómina es dificilísimo conseguir un alojamiento y conocí a un italiano que me encontré que tenía una especie de argolla en el tobillo que le impedía salir de casa a partir de las 12 de la noche porque tenía arresto domiciliario. Se había liado a puñetazos con un inglés en un bar y él estaba enfadado porque decía que le habían condenado porque él era italiano y el otro, inglés. Total, le daba exactamente igual. Él muchas veces a las 12 de la noche no estaba en casa, el aparato empezaba a sonar como una alarma anti-fuegos, aparecía la policía, y tenía que decir que era su primo porque no tenía contrato laboral. Esto me sirven como marco narrativo para empezar a contar. Lo que ocurre que los personajes son 100 %. Seguramente algo de más hay en Nicolás, como seguramente algo de mí, hay en esta chica danesa y en otro de los personajes principales que no está en la habitación pero es fundamental para entender la novela que es Pierre. Este chico está basado en un amigo mío, no le conocí en Cambridge, le conocí en Edimburgo. Él siempre quiso marcharse con Médicos sin Fronteras, de cooperante a África. Se marchó a Sondage Sur, a una guerra de independencia. Después, se marchó a República Centro Africana, en pleno golpe de estado, le ascendieron a Congo para llevar una serie de hospitales de campaña y me contaba que tenía que sobornar a las guerrillas para que no tuvieran que le dispararan cuando iba en moto de un hospital a otro. En fin, lo único que tuve que hacer estas conversaciones que tenía con mi amigo para pasarlas al lenguaje de Nicolás, que es él que cuenta la historia. Tiene mucho de autobiográfica pero el puzzle está revuelto para que sea una ficción.

COPE: He notado un cambio en el lenguaje que utilizas respecto a la primera novela.
D.J.: Por supuesto. Creo que cada novela, cada historia necesita su propio lenguaje. Los escritores oficialistas que se ponen 8 horas delante del ordenador que tiene un oficio marcado, unas pautas. Y saca novelas que llega al gran público. A mi no me gusta esa manera de trabajar. No digo que sea mejor o sea peor. Cada historia tiene su lenguaje. En esta primera novela, era un lenguaje con muchos localismos, en la frontera entre Salamanca y Portugal, muchos personajes, muy barroca. Y esta segunda novela es más sencilla de leer, no se necesita el diccionario como ocurría con la anterior novela, es un lenguaje más oral, estamos escuchando a una persona que habla. Estoy muy satisfecho porque me costo mucho encontrar el tono.

COPE: «La mejor de las vidas» de David de Juan. Es fácil encontrarlo porque está publicado en HallerCollins. ¿Cómo está funcionando? ¿Se presentó hace unas semanas?
D.J.: Sí. Nos estamos moviendo muchísimo. He estado en Alicante, Salamanca, Madrid, Córdoba y Ciudad Real. Iremos a Asturias dentro de poco. Estoy contentísimo con la editorial. Es un gran sello editorial. Lo que pasa es que está recién aterrizado en España. Y eso tiene cosas muy buenas, están llenos de ilusión.

COPE: La educación la tienes un poco apartada, ¿Aquí estuviste casi un año en Peñaranda?
D.J.: Un curso entero. De eso también hablo un poco en la novela. Nuestros padres, nuestros abuelos siempre nos han incitado a buscar un trabajo para toda la vida, una estabilidad, sácate una oposición. La realidad saca musculo y llega una crisis que no nos han preparado. Y de eso también hablo. No nos han enseñado a fracasar o a volver a empezar de cero. Es muy duro. Y hay que hacerse a la idea de que la realidad a día de hoy funciona así. Hace poco salía un estudio a la que los chavales a los que daba yo clase, que ahora se llaman los milenium, éstos que han nacido entre los 90 y el año 2000, ya no buscan estas cosas que nuestros padres nos decían un trabajo para toda la vida. Lo que quieren es un trabajo que les permita seguir creciendo laboralmente. La realidad ha cambiado y hay que adaptarse.

COPE: ¿Qué tal aquí tu año en Peñaranda?
D.J.: Inmejorable. De hecho con muy buenas amistades. A tui ya te conocía desde hace más de 20 años. Para que la gente lo sepa, estamos en octubre presentando la novela porque nos han invitado también desde la Fundación, como ocurrió con el anterior libro. Espero ver a todos los amigos de Peñaranda.

COPE: Ahora eres profesor de inglés.
D.J.:
Daba clases de biología y de inglés. Yo estudié biología. Todas esas cosas sirven para también buscar historias de una manera diferente.

COPE: ¿Y un biólogo que acaba escribiendo literatura?
D.J.: Pues es la gran pregunta. Ojalá que en vez de biología, hubiera estudiado 100 carreras distintas. Todo el bagaje de estudios, luego te sirve para tu propia voz narrativa.

COPE: La gente que lo ha leído está encantada.
D.J.: De momento, sí. Es un libro de largo recorrido. A lo mejor una novela histórica, que trate temas de actualidad, ya solo con la portada da mucho para hablar. Pero este es un libro que hay que leer. Las opiniones que me están llegando, de momento, está siendo incluso más emotiva, más emocionante, más optimista que el primer libro.

COPE: ¿Seguro que ya tienes sobre la mesa más?
D.J.: No me gusta hablar de proyectos. Prefiero hablar de realidades.

COPE: ¿Qué escribes, todos los días algo?
D.J.: No. Yo, cuando tengo algo que contar, me siento y hasta que llego. Y cuando la puerta se cierra, pues espero hasta que la puerta se abra. Y buscar otro camino distinto. Yo necesito calma y necesito hasta dónde quiero llegar.

🔊 Escucha íntegramente la entrevista con David de Juan Marcos a partir del minuto 9 en LA LINTERNA EN PEÑARANDA

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Herrera en COPE